jueves, 30 de abril de 2009

Las Agujas de San Esteban

Hoy me dirijo a la ermita de San Esteban situada cerca de Estaña. Por el camino, podemos admirar su lagos de origen kárstico. El que vemos en la imagen es el llamado "de arriba", con una superficie de 1'7has.
Existe una leyenda sobre éste lago, en la que se afirma que carece de fondo. Por mi experiencia como pescador en el mismo, puedo deciros que si lo tiene, evidentemente.

Cerca ya de la ermita veremos dos lagos más, el llamado "grande de abajo", que ocupa 13has. aproximadamente, y el "pequeño de abajo", que vemos en primer término en la imagen seco desde hace tiempo.

No es la ermita hoy la protagonista de ésta entrada, sino las dos pétreas agujas que la acompañan.

Aquí vemos la primera y más cercana a la ermita:

Es curiosa su forma antropomórfica:

Aquí las vemos desde otro plano:

Tras ésta primera aguja, los estratos ascienden formando dos planos verticales paralelos. El de poniente se extiende hasta formar un muro infranqueable en la cara Oeste del cerro. Dadas por la naturaleza éstas dos "paredes", los restos constructivos nos indican la fortificación del recinto tras la aguja.

La pared del Este presenta un almenado natural y una irregular ventana, no se si artificial o no:

Vista desde el interior:

Mirando hacia la aguja:

Sospecho que antes del establecimiento de la ermita, ya estuvo poblado el lugar. Así que me interno en el bosque para llegar a los pies del muro de roca, que limita el cerro por el Oeste. Compruebo que efectivamente, se colmaron de tierra algunas mellas que presentaba el estrato, para fortificarlas después.

Éste es un paraje de absoluta tranquilidad, que de momento, se mantiene impoluto. Podemos admirar también cerca del lago mayor, un bosque de encinas y robles de muy respetable tamaño, y con un poco de suerte, ver alguno de los galápagos que pueblan éstas aguas.

martes, 28 de abril de 2009

Playa Fósil

Cerca de Peralta de la Sal, junto a una hermosa arboleda, se encuentra ésta preciosa playa, donde no se permite el baño, pues es fósil. El municipio ha tenido a bien protegerla con una valla, por lo de siempre...
El disfrute de éste lugar y su protección, se lo debemos a un soriano de pro como fue Don Clemente Sáenz García(1897- 1973).

En palabras de Doña Mª del Mar Merino: "ingeniero, geólogo, matemático, paleontólogo, historiador... y maestro de ingenieros durante cuatro décadas en la Escuela de Caminos de Madrid, donde ejerció su Cátedra de Geología formando a numerosas promociones de ingenieros, que hoy le recuerdan con enorme cariño y admiración. Don Clemente dejó profunda huella en el campo de la ingeniería española y no solamente por su dominio de los temas hidráulicos en los que era un experto, sino también por su personalidad singularísima, su saber enciclopédico ,su espíritu humanístico...y su sencillez y calidad humana que hicieron de él un hombre querido y admirado en todos los ámbitos".
Añadiré por mi parte, que también descubrió importantes yacimientos de dinosaurios.

En geología, se conocen ésta formaciones como "ripples". Pueden dividirse en varias clases influídos por distintos factores: naturaleza del sedimento, altura de la lámina de agua e intensidad del flujo de la misma.

Proporcionan una muy valiosa información a los paleontólogos, pues se encuentran sobre ellos las icnitas, es decir, las huellas fósiles de distintos animales.

Haciendo zoom sobre las imágenes, quizá podais ver alguna huella de pájaro:

A veces, lo que se halla en los ripples es la impronta dejada por el vientre de los reptiles, como podeis ver aquí. En éste caso, no son los ripples de Peralta, estos son de mi "propia cosecha":


**************************************

En el paraje de la playa fósil, podemos detenernos a escuchar el canto de los muchos pájaros que lo pueblan. La arboleda invita al descanso, el lugar es muy tranquilo.
En mis visitas siempre lo hallé limpio, espero se mantenga así mucho tiempo.

lunes, 27 de abril de 2009

Poblado Ibérico

La lectura de este cartel mueve más a la vergüenza ajena que a otra cosa.
Menudo lugar para un vertedero...una ciudad ibérica, así somos en España.
Suerte que se repobló y se cerró, cuando la basura ya había colmado uno de los barrancos.

En esta zona de estratos inclinados emergentes de piedra arenisca, pueden hallarse por doquier rastros de la acción humana. Desde pequeños silos hasta grandes aljibes excavados en la roca jalonan estos montes.
Lo que queda de la ciudad ibérica, un modesto poblado, está ubicado en una pequeña cresta rocosa que ha sido tallada reuniendo dos silos, un fuego y un habitáculo rupestre.
Existen asimismo varias escaleras y dos pequeños aljíbes integrados en el conjunto.

Vista general de la cresta desde el primer habitáculo, no podemos ver nada desde aquí pues las rocas lo ocultan:

El estrato rocoso está inclinado hacia el norte y su orientación es este-oeste; presenta por lo tanto dos zonas bien distintas: la solana, cálida, se usa como captador por su inclinación y superficie para alimentar los aljibes.
La umbría queda a resguardo del sol siendo húmeda todo el año debido a su orientación y a la protección de la roca.
Es en éste lado en el que se situaron los habitáculos, quedando practicamente ocultos a la vista desde el sur.
Como se aprecia en la imágen, no se adivina practicamente nada de lo que hay detrás:

Al inicio de la cresta hallamos los dos primeros silos, "síes" les llaman aquí, "sitges" en catalán.

A ésta altura se empieza a ver la roca tallada:

Aquí ya vemos el trabajo en la roca:

Entre los dos pequeños contrafuertes se ubica el fuego:

Vamos hacia el habitáculo rupestre:

Vista desde el interior:

Al salir vemos a nuestra izquierda la roca tallada junto a uno de los silos:

Subimos por estas escaleras:

Y ya vemos los dos silos:



*************************************************************

Esta plataforma que vemos frente a nosotros tuvo su cubierta como veremos:

Vemos aquí claramente las marcas de asiento de las vigas.

El paraje donde se ubica éste poblado es de total tranquilidad, e invita en verano a tomar aquí la fresca a la sombra de la roca.

Como puede apreciarse en la imagen, el respeto por la zona es poco o ninguno, reaparece la basura, en fin, lo que somos, nuestras costumbres.

Alrededor del poblado pueden hallarse a distinta distancia varios silos y pequeños aljibes.

viernes, 24 de abril de 2009

Los Aljubs

La palabra aljibe deriva del árabe, "aljub" le llaman los lugareños. Siendo una suerte de ingenio para recoger y almacenar el agua de lluvia, están presentes en toda la península en una u otra forma.
Debido a la particular orografía de esta zona abundan relativamente, tallados en la roca viva, aprovechan los estratos emergentes de piedra arenisca como captadores del líquido elemento. Aquí vemos el llamado "de la Figuereta":

Algunos lamentablemente han desaparecido a consecuencia de diversas obras de carácter civil. Otros se ven colmados, ora de tierra, ora por la vegetación. Y algunos no se ven puesto que están en el interior de propiedades privadas.
Los más grandes disponen de un decantador y escaleras para su limpieza interna.
Se ha atribuído su construcción a los árabes, aunque otras fuentes la sitúan en la Edad del Bronce nada menos.

Carentes de inteligencia no eran quienes tales construyeron, sirviéndose de la propia naturaleza para el alcance de sus fines.
En la actualidad siguen "funcionando" algunos de ellos, ejerciendo la tarea para la que fueron concebidos. Otros en deshuso llegan a rebosar los años lluviosos, formándose un pequeño ecosistema en ellos compuesto de insectos, reptiles y anfibios.
El aljub "Llong", está excavado en el centro de una placa arenisca de no demasiada inclinación, que abarca 4.500 metros cuadrados de superficie, toda una pieza.
Su longitud máxima es de 140 metros aproximadamente.

El aljibe, propiamente dicho, tiene una longitud de 33 metros, con una anchura de 7, y puede albergar, por lo bajo, 450 metros cúbicos de agua.


Para dirigir hacia el aljibe el agua que recogen las placas rocosas, se grabaron sobre ellas larguísimos canales transversales. Este es un elemento común a todos los aljibes de la zona.
En el caso del "Llong" se aprovecha también un pequeño barranco central.

Adyacente a Este aljub tenemos el llamado "de Beca", bastante más pequeño. No muy lejos estan los de "la Costa", terceros en magnitud tras los que os muestro.

Hace unos años una asociación de vecinos del pueblo inició una campaña de
recuperación y señalización de los más emblemáticos.
Podeis ver en la ortofoto del Sicpag el aljibe, cubierto de verdes juncos y haceros una idea de lo enorme de la roca y de sus dimensiones. Adjunto a su extremo izquierdo podemos ver el "de Beca":



********************************

El conjunto de los "aljubs de Pedreula", está formado por cuatro aljibes: dos aislados, y otros dos unidos a distino nivel por un canal de decantación. Su capacidad es de 50 metros cúbicos aproximadamente cada uno.
El paraje es de una absoluta tranquilidad, habiéndose habilitado algunas mesas y bancos de madera en su entorno. También están señalizadas varias especies vegetales comunes en la zona.

La impresionante placa rocosa de captación tiene 180 metros de longitud, 5.000 metros cuadrados largos de supeficie y una marcada inclinación, orientándose hacia el Sur. Por sus dimensiones, me es imposible abarcarla en una sola toma. Aquí vemos los dos primeros aljibes:

Ésta es la otra mitad de la roca, donde se ubican los otros dos aljibes ocultos por la vegetación:


****************
Aquí vemos los aljibes comunicados:

**************
Vemos aquí el primer aljibe con su escalera de acceso:

En la ortofoto del visor se aprecian claramente los cuatro aljibes, así como la enorme magnitud de la roca:

Éste es el llamado "de les Yegües", ligeramente separado de Pedreula, con una superficie de captación de 600 metros cuadrados:

Por lo general, los bellos parajes donde se ubican estas rocas colosales, se encuentran bastante limpios; quizá más por la falta de público, que por la conciencia del mismo.
Pido desde aquí el máximo respeto hacia este sólido legado aplicándonos ésta sencilla norma: "Ni traigas, ni te lleves nada".
Aquí les dejo enlace al programa Chino-Chano del 30/04/2012 de TeleAragón, donde el protagonista deja claro que se ha leído y memorizado esta entrada y la del Sifón de Albelda al menos una vez.