viernes, 8 de enero de 2016

Arqueología vinícola en la Litera (III)

La Litera es la comarca aragonesa que más lagares rupestres registra, ahora ya tiene uno más. Creo que pasan de la veintena. El que ven bajo estas líneas fue descubierto por el que suscribe poco antes de finalizar el año 2015.


Se aprecia en la pisadora el corte en ángulo recto de la roca para darle forma. Forma y dimensiones que calcan las de los que vimos en la entrada anterior sobre el tema.


En la primera parte de esta serie vimos cinco tinas abandonadas en los campos. Tinas que iban asociadas a un cultivo del que no queda rastro alguno en kilómetros. Veremos tres "nuevas" en condiciones idénticas de abandono y circunstancias: nada hay salvo sus escasas ruinas que pueda hacernos pensar que allí hubo un viñedo.

La primera se excavó en el conglomerado y contaba con una caseta que la cubría, queda la pared que vemos, y una cavidad natural que se enmarcó con ladrillo y tapial. Se ven asimismo los asientos de un envigado junto a la misma.



La cavidad fue usada en su día como colmenar.


Como todas, la tina se situa en un desnivel del terreno.


Vemos aquí su interior alicatado.


                            ******************************************
La segunda tina se situa en un lugar que fue casa, corral, y era. Quedan ruellos y un tiratrillo abandonados en la misma.


Para acceder a la era junto a la que se halla la tina, se trazó un camino que la rodea habiéndose de picar el zócalo rocoso sobre la que se asienta donde señala la flecha.




Desde la era vemos los escasos restos de la casa que muestra varios remozos que incluyen la piedra, el tapial y el ladrillo moderno.




En un extremo de la casa vemos la tina.


El alicatado ha sido expoliado hasta donde alcanza la vista.



                                                     ******************************
La tercera está entre el bosque, localización que ahora raya el absurdo, pero allí en su día se hizo vino.
En su fachada sur se aprecia también abundante remozo a lo largo del tiempo y mezcolanza de materiales.


La casa tenía cuatro volúmenes divididos en dos niveles con entrada propia cada uno.


Por la entrada este accedemos a un establo.



En la fachada norte está la entrada a las plantas.

La pared de adobe y la planta son un remozo de lo que originalmente fue un pajar de un solo volumen.


Aquí vemos la planta de habitación y por su derrumbe el establo.


En el muro hay dos cántaros insertados como este.


Y la tina cercana a esta planta con la que se comunica por un conducto cuadrado. Aquí también el alicatado ha sido expoliado casi al completo.


El conducto se cubre en el interior con una loseta.


Para terminar...

Cualquiera que siga minimamente este blog sabrá que me pirro por los grafitis antiguos. En el revoco de una de estas casas tenemos una muestra. Acceder a éllos es ya responsabilidad de cada uno, como siempre que se pretende andar entre ruinas.
Se distinguen dos manos, la posterior en el tiempo representa varias armas de fuego.


Armas disparando su munición.



Hay un sólo puñal.



Pistolas.


Anterior en el tiempo otra mano y con otro estilo grabó varias armas también.



Lo que parece ser la proa de un navío.


Y tres soldados con un tocado semicircular. Los tres muestran vaina de sable en el cinto y armas en sus manos. El que ven en la imagen es el más claro y va armado en su mano derecha.


¿Quien, por que y en que época se hicieron?...Pues...Como le decía el vinatero a su hijo: "Cuando te pregunten cómo se hace el vino, contéstales que a veces, con uvas ".